Más noticias interesantes
5 casos emblemáticos de fraudes financieros
March 26, 2021
·
3 minutos de lectura
5 casos emblemáticos de fraudes financieros

, te invitamos a ver cómo se desarrollaron 5 casos icónicos de fraudes financieros en la región durante los últimos tiempos.

En las últimas décadas se han presentado múltiples casos emblemáticos de fraudes financieros, los cuales conviene conocer, analizar y comprender para prever los esquemas de estafa y fortalecer los mecanismos de prevención.

Este tipo de prácticas delictivas no solo ha abarcado el ecosistema de las instituciones bancarias tradicionales, sino también el universo de empresas fintech que forman parte de la modernización acelerada del mercado de las finanzas en América Latina y el mundo.

En virtud de ello, te invitamos a ver cómo se desarrollaron 5 casos icónicos de fraudes financieros en la región durante los últimos tiempos.

¡Presta atención y toma nota!

1. Baninter - República Dominicana

De acuerdo a la cantidad de pérdidas que generó, este es uno de los 10 fraudes de índole financiero de mayor alcance a nivel global, y al mismo tiempo es el principal de República Dominicana.

Este fraude implicó el colapso del Banco Intercontinental (Baninter) en 2003, cuando su presidente —Ramón Báez Figueroa— y otros directivos extrajeron más de USD 2 millones por medio del robo de recursos estatales y operaciones inusuales: incluso, este grupo creó un banco “fantasma” para desviar los millonarios fondos.

Por este delito, Báez Figueroa fue condenado a 10 años de prisión y al pago de 100 salarios mínimos, aunque salió en libertad el 14 de agosto de 2013 —tras poco más de 5 años y 9 meses— por buena conducta. Igualmente, otros 3 directivos fueron apresados.

Antes de que este hecho se convirtiera en uno de los grandes casos de fraudes financieros en América Latina, Baninter era la segunda institución bancaria privada más grande de República Dominicana y era un aliado clave del Estado.

Precisamente, esto llevó al país a recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) para superar la pérdida de los recursos públicos que eran administrados por el Banco Intercontinental y que, por lo tanto, fueron extraídos.

2. Inverlink - Chile

También en 2003, específicamente a finales de enero, la prensa chilena sacó a relucir uno de los mayores casos de fraude en el país: el robo de documentos e información privilegiada del Banco Central y la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO).

Esta información era enviada a la corredora de bolsa Inverlink para que obtuviera ventajas competitivas de forma ilícita y construyera un imperio que finalmente cayó a raíz de las investigaciones estatales. Entre otras cosas, Inverlink utilizó depósitos a corto plazo guardados en la bodega de la CORFO como garantía para pedir nuevos préstamos y crear una percepción falsa de liquidez ante potenciales clientes y aliados.

Pamela Andrada —secretaria de la presidencia del Banco Central— y Javier Moya —funcionario de CORFO— fueron declarados culpables de robar y compartir ilícitamente la documentación y los datos.

Otra consecuencia de este fraude fue que Carlos Massad —presidente del Banco Central en ese entonces— renunció al cargo tras el escándalo; Enzo Bertinelli —presidente de Inverlink en la época— fue condenado a 800 días de prisión por recibir y utilizar ilegalmente la información robada a los organismos estatales.

El desfalco asociado al caso Inverlink se estima en unos USD 178 millones.

3. Fraude jubilados y beneficiarios de la AUH - Argentina

Se trata de uno de los fraudes financieros más recientes, pues salió a la luz pública en mayo de 2020.

En ese entonces, el Gobierno de Argentina denunció a un grupo de empresas fintech por estafar a beneficiarios de su programa de Asignación Universal por hijo (AUH).

Entre estas organizaciones se encontraban billeteras digitales e instituciones de microcrédito en línea que fueron acusadas de realizar débitos indebidos, deducir gastos inexistentes y cobrar tasas superiores a los límites establecidos por diferentes transacciones.

En general, estos esquemas de fraude buscaban estafar a los usuarios con pequeñas deducciones y transacciones ilícitas, camuflajeándolos y haciéndolos difíciles de detectar.

4. Banco Unión - Bolivia

Este fraude no se desarrolló por medio de rigurosos mecanismos de vulneración de identidad ni por asociaciones complejas entre diferentes directivos y actores del mercado: simplemente, se trató de reiterados robos de Juan Fran Pari, quien aprovechaba su cargo como jefe de operaciones del Banco Unión para robar dinero en efectivo de cajas fuertes y cajeros automáticos.

Eso sí, Pari trabajó en conjunto con unos pocos empleados —ninguno de nivel directivo— que solo dejaban de cumplir con sus labores de seguridad para que él pudiera violar los accesos a cajas fuertes y áreas de resguardo de dinero.

Este fraude —que salió a la luz pública en 2017— generó más de USD 5 millones en pérdidas a la institución bancaria y, por lo tanto, al Estado, debido a que este es su principal accionista.

5. HSBC - México

La falta de un sistema de control sobre sus clientes le costó al banco inglés HSBC una multa récord de más de USD 1.300 millones, impuesta por autoridades estadounidenses.

Esto se debió a que entre 2007 y 2008 traspasó unos USD 7 mil millones a bancos estadounidenses, recursos que procedían de ganancias y dinero de operaciones de narcotráfico, específicamente de cárteles mexicanos.

Asimismo, este banco —el más grande de Europa— también ha experimentado problemas por permitir operaciones que luego fueron asociadas a organizaciones sancionadas por Estados Unidos, como empresas iraníes, por ejemplo.

¡Muy bien! Estos son 5 de los principales fraudes financieros en la historia de América Latina, los cuales dejaron grandes pérdidas, pero a la vez importantes aprendizajes para bancos, empresas fintech y otras organizaciones del sector.

Por supuesto, cuidar la identidad de los usuarios, crear regulaciones sólidas y analizar antecedentes de directivos y colaboradores, entre otras medidas, son aspectos clave para prevenir este tipo de hechos y delitos.

Además de los casos mencionados, se han desarrollado fraudes financieros que han ido más allá del sector de los bancos y las fintech, pues han involucrado a muchos otros actores —incluso a funcionarios públicos y mandatarios estatales— como sucedió en el icónico fraude de Odebrecht que implicó a Brasil, Panamá, Perú, República Dominicana, Venezuela, Argentina, Ecuador, México, Guatemala y Colombia.

¡El fraude está a la orden del día y es tarea de todos combatirlo y prevenirlo!

¿Te resultó útil y de provecho esta lectura? Si quieres seguir aprendiendo sobre la realidad del fraude en América Latina y las formas en que se desarrolla, no dejes de visitar el siguiente artículo de nuestro blog:

Conozca los tipos de fraude más comunes en Latinoamérica

Compartir
Sugeridos para ti