El mundo llegó a un punto de inflexión donde la transformación digital ya no es un opción sino una necesidad. Mientas este proceso ocurra, y millones de empresas aceleren y adopten nuevo modelos de negocios e informen sus decisiones dentro de un contexto digital, la línea entre lo análogo y digital inevitablemente se borrará.


Este periodo de transformación traerá consigo muchos cambios. Más temprano que tarde, la firma sobre papel dejará de existir y nuestros garabatos “únicos” no serán más que un recuerdo. No habrá necesidad de ensayar distintas versiones para escribir nuestro nombre, solo para que alguien se vuelva experto en copiarnos. 

En ese sentido, en Truora decidimos lanzar una nueva solución para acompañar nuestros productos de validación de antecedentes y verificación de identidad. Se trata de TruSign, una firma electrónica que permite a sus usuarios suscribir y autenticar documentos a través cualquier dispositivo, de forma rápida, segura y remota. 

“TruSign era el producto que hacía falta para completar nuestro portafolio. Tenemos una serie de soluciones para validar la identidad de las personas, como reconocimiento facial y de voz, validaciones por mensaje de texto y correo, entre otras, pero nos hacía falta encontrar la forma de validar firmas y ofrecer un servicio 360 o end-to-end. Nuestro clientes lo pedían, entonces nos aseguramos de cumplirles,” dijo nuestro CEO Daniel Bilbao acerca de esta nueva solución. 

¿Cómo funciona?

TruSign puede utilizarse como un producto independiente o como parte de una solución completa de verificación de identidad. 

El flujo consiste en cuatro partes:

  1. Carga del documento:  

El primer paso consiste en cargar o subir el documento que se desea firmar (ejemplo: un contrato).

Se descarga el documento que requiere de una firma (ejemplo: un formulario de aplicación para un crédito en un banco).

  1. Firma:

El usuario inicia sesión con TruSign para crear su firma, guardarla y utilizarla para firmar el documento (de tal forma que al quedar grabada, no tenga que repetir el proceso de crear la firma nuevamente).

  1. Selección de destinatarios y envío del documento:

El siguiente paso es seleccionar todos los destinatario que deben firmar el documento y enviarlo para sus firmas. 

  1. Descarga:

Una vez los destinatarios firmen el documento, se le enviará de vuelta al emisor. TruSign guardará una copia y permitirá que todas las partes involucradas descarguen el documento. 

“Hacer un garabato sobre papel de forma presencial es la forma más ineficiente de adquirir un nuevo cliente o cerrar un negocio. La transformación digital de las empresas es inevitable y para lograr ser realmente digitales, deben dejar atrás prácticas obsoletas como una firma,” opina nuestro CEO. 

“Compañías como DocuSign y Adobe con Adobe Sign, que existen hace muchísimos años, fueron el preludio de lo que el mercado latino necesitaría. Ese momento ya está aquí y Latinoamérica necesita soluciones igualmente confiables creadas por y para empresas latinas que entienden cómo opera la región,” agregó.

Ahí es donde jugara TruSign un papel muy importante.Le pondremos ese sello de garantía y seguridad que le hace falta a nuestros documentos en el mundo digital.