El modelo de trabajo tradicional en el que el trabajador va a la oficina para realizar sus tareas diarias en un horario laboral establecido se está volviendo cada vez más limitante, debido a eso ha ido evolucionado con el tiempo hasta traer puestos de trabajo que brindan más flexibilidad y bienestar emocional sin dejar de formar parte de un ambiente laboral con disciplina.

¿Qué es el trabajo remoto?

El trabajo remoto consiste en realizar una actividad profesional a distancia. Se mantiene una relación empleado-empleador y las mismas responsabilidades que se obtendrían en un trabajo de oficina. De igual forma los empleados remotos suelen cumplir con un horario laboral al igual que lo harían en cualquier otro trabajo. 


Cabe destacar que esta modalidad de trabajo no es solo para aquellos profesionales que realicen actividades relacionadas a Internet, se ha extrapolado a casi cualquier puesto.


Así es el caso de Alegra.com, un software contable en la nube que funciona para más de 8 países y que cuenta con colaboradores en el mundo entero. Siendo estos profesionales de diferentes áreas, entre ellas, soporte, relaciones humanas, marketing digital, finanzas, etc.


La diferencia entre ser freelancer y ser remoto

Existe una pequeña brecha que separa el trabajo de remoto del trabajo como freelancer. 

En el caso de los freelancers, estos suelen trabajar por proyectos y su tiempo de duración suele ser muy corto. Además, un freelancer no tiene contacto directo con las empresas, sus valores y su cultura. Es una persona que realiza un trabajo puntual para entregarlo en una fecha previamente definida. 


Mientras que los trabajadores remotos, como hemos visto antes, sí se empapan de la cultura de la empresa hasta volverse parte de ella, puesto a que estos desempeñan un rol específico y pasan más tiempo en contacto con la organización. 


Ventajas del trabajo remoto

1. Trabajas en dónde te sientas más cómodo

Esta es la principal ventaja que siempre escucharemos cuando se trata de trabajo remoto, debido a que no es necesario asistir a una oficina, se pueden realizar las actividades laborales desde casa, un café o desde cualquiera que sea tu lugar favorito y en el que sientas te puedes concentrar mejor.


Incluso, varios trabajadores remotos asisten a espacios de coworking o a cualquier lugar en el que cuenten con acceso a Internet. La flexibilidad que ofrece esta modalidad de trabajo siempre será una ventaja que todos desearían conseguir. Adiós al tráfico y al clima lluvioso.

2. Los empleados ganan más tiempo para sí mismos

Al tratarse de un trabajo remoto, los colaboradores de las empresas podrán administrar su tiempo por ellos mismos. Lo que significa que lograrán conseguir mayor autonomía y crear un balance entre su vida profesional y personal. 

3. Las empresas logran disminuir costos

Cuando la mayoría o la totalidad de los colaboradores de una empresa trabajan de forma remota, no es necesario contar con infraestructuras y grandes instalaciones. 


Citando una vez más el caso de Alegra, esta startup con más de 100 colaboradores solo cuenta con un pequeño espacio en la ciudad de Medellín, lo que no representa ningún problema para la compañía, ya que el 70% de sus empleados trabaja desde casa, otros desde espacios de coworking y otros tantos desde cafés y diferentes localidades similares. El dinero dedicado a temas de infraestructura es invertido en otras actividades. 

Retos que pueden presentar los trabajadores remotos

1. Falta de concentración

Así como quienes trabajan en una oficina, los trabajadores remotos también presentan problemas para concentrarse en sus tareas. Estos pueden tener aún más posibilidades de distraerse por el simple hecho de estar en casa y no contar con un espacio adecuado para el trabajo.


De igual forma, pueden interferir otros factores que interrumpan el trabajo diario, como atender a las actividades del hogar.  

2. No saber separar la vida profesional de la vida personal

Este suele ser un gran problema que deben superar los trabajadores remotos, ya que si no se establecen las reglas adecuadas el trabajo y la vida sin un ambiente laboral puede mezclarse con el día a día. Sin saber diferenciar cuándo es el momento para atender a las obligaciones del hogar y cuándo dedicar tiempo al trabajo. 


En este punto es importante definir un horario de trabajo y hacer lo posible por cumplirlo. Así mismo, es necesario que todos a nuestro alrededor entiendan que aún estando en diferentes lugares de trabajo seguimos desempeñando un rol importante y tenemos una obligación laboral.


Además, en caso de trabajar en casa es necesario adaptar un lugar para volverlo una “oficina personal” que se diferencie del resto. Es importante cuidar aspectos de iluminación y comodidad.

3. Sensación de aislamiento

En ocasiones, el trabajo remoto puede traer consigo una sensación de aislamiento y soledad, esto se debe a que al no estar físicamente con otros compañeros de trabajo no se desarrolla un sentido de pertenencia. 


Si las empresas no toman las medidas necesarias para enfrentar este problema, muchas personas pueden perder su rumbo y dejar a un lado la motivación por seguir trabajando como empleados remotos. 


Para enfrentar este problema, Jorge Soto, el CEO de Alegra, reconoce que el trabajo remoto puede ser un gran reto y a que medida de que los equipos crecen la comunicación puede hacerse más difícil.  En este artículo nos muestra un poco más sobre sus secretos para una cultura laboral exitosa. En Truora, también reconocemos la importancia de la cultura organizacional. Conoce más de los comportamientos que promovemos aquí: La cultura en nuestro Truniverse.


Además, se recomienda mantener una comunicación activa en la que siempre haya algo que contar, tanto formal como informalmente. Para esta startup es importante crear espacios que en el mundo remoto no se dan de manera natural y trabajar por un mantener a un equipo unido y que nunca deje de estar conectado. 


En definitiva, el trabajo remoto puede ser una experiencia increíble pero que representa grandes retos, tanto para las empresas como para sus colaboradores.