Como astruonauta, un día en Truora es casi como navegar por el espacio.


En mi experiencia 'startupera', he tenido la oportunidad de trabajar con personas de distinta nacionalidad, pensamiento, personalidad e incluso religión, siempre unidas por un objetivo común: alcanzar la misión de la compañía y hacer parte de una revolución disruptiva.


En ese sentido, Truora es muy parecido. Nuestro equipo es diverso (hay muchas mujeres ingenieras, por ejemplo) y sin importar a qué área pertenezcas, todos trabajamos por alcanzar nuestra misión de prevenir el fraude en latinoamérica. Lo hacemos con la convicción de que es posible y vamos a lograrlo. 


Este norte es el que guía nuestro día a día.  Y aunque cada día puede ser diferente, hay algunas constantes. Trabajar en temas interesante y desafiantes, por ejemplo, es una de ellas.


En mi caso,  al comenzar el día, siempre intento encontrar un lugar donde me fluya la inspiración. Somos libres de sentarnos donde queramos, y también tenemos otros tipos de libertades. Trabajamos en ropa cómoda, tenemos horarios flexibles. No hace falta gastar dinero en guardarropas lujosos, o tiempo en el tráfico de la hora pico.


Volviendo a la comodidad de mi lugar perfecto. Me siento y comienza a fluir mi inspiración y creatividad.  Me esfuerzo aún más desde mis espacios favoritos, con buena conexión a internet, disfrutando mi taza de café y algún postrecillo. 


Las reglas del juego son claras. Debemos estar permanentemente en un ciclo de mejora continua y perfeccionamiento.  El brainstorming es pan de cada día. En mi área, el área de ventas, no hay límites en cuanto a desarrollar y lograr un speech perfecto. Igualmente, generamos ideas para encontrar más de un decision maker por compañía o para lograr el fit perfecto con algún target en particular. Como tripulantes de esta nave espacial, nos gusta explorar, experimentar y sobretodo ejecutar.


Nos comunicamos 24/7 con tripulantes de distintas bases, estando incluso a kilómetros de distancia. Conversamos, planeamos, delegamos… Somos un equipo dispuesto siempre a ayudar, un equipo consultor, un equipo ganador.  


El día termina con la satisfacción del deber cumplido, muchas veces con un par de clientes más y las ganas de volver al día siguiente y empezarlo todo de nuevo.


Creo que la principal motivación de pertenecer a un startup es su ecosistema innovador. Estamos constantemente desafiando el status quo, saliéndonos de nuestra zona de confort y moviéndonos hacia el futuro.  


Conozcan más sobre nosotros en nuestras redes sociales:


Twitter @truora

Instagram @truoralatam