A la hora de buscar trabajo pocas veces pensamos cómo puede influir su cultura en nuestro desarrollo profesional. Sin saberlo, terminamos ganando mucho dinero, pero estancando nuestro potencial. Somos buenos en lo que hacemos, pero no avanzamos. Es por esto que en esta ocasión les mostraremos cómo la mentalidad de la organización donde trabajas influye en qué tanto puedes crecer como profesional. 

¿Qué es el growth mindset?

Aunque haya existido durante mucho tiempo, el concepto de growth mindset fue desarrollado por la psicóloga Carol Dwek en su libro Mindset: la nueva psicología del éxito en el 2006.

https://www.brainpickings.org/2014/01/29/carol-dweck-mindset/ 

Según éste, existen dos tipos de mentalidad o mindset, fixed (fija) y de growth (de crecimiento). La mentalidad fija asume que las habilidades, la inteligencia, los talentos o incluso los defectos son un regalo con el que nacimos y no podemos hacer nada para cambiarlos. Valora la perfección y está orientado 100% a los resultados. 

Por otro lado, el growth mindset cree que las habilidades pueden ser desarrolladas y que el esfuerzo por adquirirlas es más valioso que los resultados. La persona que tiene una mentalidad de crecimiento siempre está en busca de retos, valora el trabajo duro y siente pasión por el aprendizaje.

¿Cómo influye el growth mindset en tu organización? - Caso de Truora

En Truora no buscamos genios, buscamos personas que estén dispuestas a aprender. Todos los días las herramientas, estrategias y tendencias cambian, por eso resulta vital tener un equipo motivado por el aprendizaje, aunque esto implique enfrentarse a tareas que nunca habían hecho antes. 

Esta manera de pensar ha hecho de nuestro equipo, una incubadora de personas que:

  • Tienen sentido de pertenencia por la empresa, y buscan siempre mejorar la calidad tanto del equipo como de los productos. No tenemos empleados, tenemos socios.
  • Son honestas y cooperan entre ellas. Aquí el feedback es bienvenido y no sentimos miedo para pedir ayuda. No siempre una persona va a saberlo todo, pero por lo menos va a saber quién sí.
  • Innovan y proponen. Las personas con mentalidad de crecimiento siempre están buscando aprender algo, por eso motivamos las sesiones de brainstorming y el desarrollo de propuestas como fuente de ideas que pueden ser desarrolladas en el futuro.
  • Salen de su zona de confort. ¿Quién dijo que un ingeniero no puede saber de marketing? Aquí formamos personas integrales y capaces de buscar soluciones que sean viables para las diferentes áreas de la organización.

Entonces, ¿con el growth mindset no importan los  resultados?

El growth mindset no se trata de olvidar los resultados y solo valorar el esfuerzo. Una persona con mentalidad de crecimiento se esforzará en aprender, se sentirá motivado ante los retos, y en este sentido querrá superar los obstáculos para llegar al producto final. Aquí un artículo muy interesante al respectr del Harvard Business Review: What having a growth mindset actually means.

Los resultados sí importan y mucho, pero no es la principal motivación de un persona con esta mentalidad ni tampoco de nuestro equipo. Son el producto de nuestro esfuerzo por conseguirlos. La mayor motivación siempre estará en crecer como profesional y como persona.