Todos saben que China ha estado cambiando el escenario mundial. Pero qué puede aprender Latinoamérica de este país? La respuesta a esta pregunta es justo de lo que me gustaría hablar en este artículo. 


En diciembre tuve la oportunidad de estar presente en la conferencia del lanzamiento del libro de Inteligencia Artificial del Dr. Kai Fu Lee, ex Presidente de Google China y referencia mundial en inteligencia artificial. Además de hablar sobre inteligencia artificial, Lee habló sobre cómo esta tecnología ha cambiado la vida en China en los últimos años.


El país que siempre ha sido conocido por producir copias de baja calidad de productos estadounidenses, ha aprendido a marcar la diferencia y cambiar este escenario. En 2017, China anunció que sería un líder mundial en inteligencia artificial para el 2030. Para lograr este objetivo, el gobierno chino, además de invertir fuertemente en educación para empoderar a su población, también ha creado una serie de subsidios para nuevas empresas en este tema. Se crearon incentivos fiscales, regulaciones más flexibles e incluso se garantizó que los hijos de empresarios pioneros tendrían vacantes en las escuelas secundarias. Una fórmula simple donde la educación, más inversión, más oportunidades es igual a crecimiento.


Actualmente, el país es uno de los más evolucionados del mundo en cuanto a medios de pago, por ejemplo, la cantidad de transacciones con tarjeta de crédito o efectivo es mínima. Servicios como Alipay se pueden utilizar para realizar transacciones B2C y C2C y la plataforma ahora recibe el 70% de todos los pagos móviles realizados en el país. Algunos dicen que el servicio es incluso mejor que el dinero en efectivo.


Éste es solo uno de los casos en los que China ha liderado el camino. En el país también es posible tener una cita médica en segundos sin ninguna interacción humana. Todo esto en uno de los puestos de Ping Me A Doctor disponibles en las calles. El algoritmo creado en asociación con más de 200 médicos y desarrolladores mapea los síntomas, diagnostica y medica al paciente en 60 segundos. Incluso es posible salir de allí con la receta del medicamento..


Leer las noticias de los avances tecnológicos chinos puede parece ficción, pero vale la pena recordar que no siempre fueron este poder de la tecnología. De hecho, se les asociaba con productos de baja calidad. Ahora, la postura del gobierno de invertir en educación de vanguardia y dar incentivos a los empresarios ha cambiado este escenario. Lo mismo puede suceder en Latinoamérica..


Nunca ha habido tanta inversión en startups latinos como en el último año. Solo en el primer semestre de 2019, Latinoamérica recibió alrededor de USD 2.6 mil millones en inversiones. Brasil fue el tercer país con el mayor número de unicornios en 2019, detrás de China y Estados Unidos. El momento es muy favorable para nuevas empresas y compañías como Nubank, Rappi, Quinto Andar y Truora son muestra de ello.




¿Cómo ha aprovechado Truora este momento para invertir en inteligencia artificial?

En Truora creemos firmemente en el potencial de la Latinoamérica, por lo que invertimos en inteligencia artificial y otras tecnologías avanzadas para combatir el fraude en la región. Utilizamos el machine learning y la inteligencia artificial para identificar patrones de fraude de documentos y flujos operativos, y luego crear soluciones de prevención.


Las empresas pierden millones de dólares al año por fraude en sus operaciones, y a menudo no tienen el tiempo ni el dinero para identificar y resolver la raíz de estos problemas. Con las soluciones de Truora, nos hacemos cargo de resolver el este problema. Y mediante el uso de tecnología de punta, hacemos que las transacciones comerciales sean más seguras.


En poco más de un año y medio vimos a nuestra empresa llegar a más de 6 países y fue gracias a tecnologías como la inteligencia artificial que crecimos tan rápido. Sabemos que todavía hay mucho para invertir en este tema pero estamos convencidos de que la inteligencia artificial será clave para avanzar.