Mi nombre es Verónica, soy la astruonauta encargada de la estrategia de contenido de Truora hace un par de meses. En condiciones normales, diría que un par de meses no es mucho tiempo. Sin embargo, en Truora, el tiempo avanza a un ritmo que difícilmente puede medirse por las manecillas de un reloj común y corriente. De hecho, no utilizaría las palabras común o corriente para describir nada de lo que sucede en Truora. Si algo somos, es exactamente lo opuesto. Modestia aparte. 


El tiempo en Truora parece ser tan escaso como infinito. Por un lado, las horas parecen no alcanzar para darle vida a tantas ideas. Por otro, son tantas las tareas que ejecutamos en lapsos de una semana, que cualquiera creería que le echamos goticas especiales a nuestro café. Y no, no lo hacemos. 


Sí que rinde el tiempo aquí. En los últimos meses no solo llegué yo, por ejemplo. También llegaron a acompañarnos dos astruonautas en UX/UI, un par de ingenieros, y varios clientes importantes. Igualmente, fue el cierre de nuestra primera edición de Growth Week, una competencia interna (increíble por cierto) para generar ideas de crecimiento y fortalecer nuestros lazos de trabajo en equipo - les contaremos más en las próximas semanas. Por último, celebramos con bombos y platillos un hito muy esperado: alcanzamos nuestra meta de ingresos del 2019. 


El tiempo y la energía parecen multiplicarse con la llegada de caras y retos nuevos. Hay tiempo para celebrar, divertirse, compartir y aunque no lo crean… para enseñar y ayudar. Personalmente, me conmueve la actitud y motivación de todo el equipo. Me anima y me contagia. Da muchísimo gusto trabajar las horas que toque cuando estás rodeado de tanto compromiso. 


Que si soy cursi? Ufff, no se imaginan. Pero solo cuando algo lo merece. Y Truora, nuestros cofundadores y en especial, nuestra cultura, sí que lo merecen. Esta compañía sería otra sin nuestros capitanes de barco y sin lo valores que tan intencionalmente establecieron al construir nuestro querido Truniverse. 


No haría alarde de nuestra cultura si no creyera que es una de nuestras grandes fortalezas. Pero hago alarde también porque sé que nuestra cultura existe gracias al compromiso de nuestros fundadores de exhibir los valores de Truora. 


 A esto último es justo a lo que quiero dedicar esta publicación. 


¿Cuáles Son Nuestros Valores?

Son cuatro los valores que fueron cuidadosamente seleccionados para definir nuestro Truniverse. Cada uno de ellos pensados para crear una fuerza imparable, un ambiente de trabajo en donde nos sentimos energizados, escuchados, importantes y sobretodo, armados de recursos para ser exitosos. 


Confianza (Trust)

El primero es la confianza. Estamos convencidos de que podemos contar con todos los miembros de nuestro equipo en todo momento para lograr grandes resultados. Gran parte de esto es la transparencia. Todos sabemos en qué está trabajando el de al lado, el de otra área o el de otro país. La comunicación es clara y alcanza todos los niveles de la organización. Daniel, nuestro CEO, nos invita a sus reuniones para aprender de temas que no conocemos.  Los nuevos negocios e incluso avances tecnológicos de la compañía son compartidos en nuestro All Hands de los jueves, una reunión que es obligatoria para todos. 


Si se gana o pierde un cliente, lo sabemos. Y ambos casos se utilizan como oportunidad de aprendizaje y mejora. La comunicación entre nosotros es así, pero hacia afuera también lo es. El estilo que usamos con nuestros clientes es igual de sincero. Creemos que la información compartida es catalizadora de acciones. 


Sentido de Pertenencia (Ownership)

Actuamos como dueños porque lo somos. Somos dueños de nuestro tiempo, trabajo y resultados. Pero también lo somos de la compañía y por eso, estamos 100% comprometidos con verla crecer. 


Ojo, nuestro compromiso es un compromiso cargado de humildad. Por ser dueños, no nos creemos dioses o mejores que otros. Cuando nos ponemos la camiseta es para sudarla, sea en las buenas, en las malas o en las regulares. 


Comunicación Directa (Straight Talk)

Nuestro buzón de quejas, reclamos y sugerencias es en vivo y en directo. Es entre todos nosotros, todo el tiempo, a toda hora. No solo estamos preparados para dar retroalimentación, sino que lo hacemos de forma franca y concreta. Si no es accionable, oportuna o no viene acompañada de ejemplos concretos, no estamos preparados para darla. 


Esto quiere decir que también nos toca hacer el ejercicio de apreciar la retroalimentación que recibimos y ponerla en práctica. Siempre hay espacios y oportunidades de mejora y en Truora, es tan importante nuestro crecimiento profesional y el de la compañía que, exhibir este valor, es especialmente importante para nuestra cultura. 


Perseverancia (Grit)

Nuestro cuarto valor es para mí, el más importante: la perseverancia, o grit, por su nombre en inglés. En Truora, enfrentamos los problemas con valentía. Somos un equipo resiliente para el cual ningún obstáculo le queda grande. Estamos en la búsqueda perpetua de conseguir resultados, y en la adversidad, no agachamos la cabeza.

Por qué es tan importante? Muy fácil. Porque nada en este mundo es permanente. Mañana podrá haber otro competidor, un gobierno que nos cambie las reglas del juego, una economía que colapse, un mercado que se sature, una moneda que se devalúe, una mejor tecnología, cualquier cosa. Nada está escrito en piedra. 


 Y tener una actitud guerrera y optimista hace menos incómodos los momentos inciertos y difíciles, y nos hace recibir los momentos de éxito y felicidad, con gratitud y humildad. 


Algo Importante Acerca de la Cultura en un Startup

Si tienes suerte, tu startup crecerá a la misma velocidad en que un colibrí bate sus alas. Y este crecimiento será un almíbar para atraer más inversionistas, calmar las ansias de fundadores y demás stakeholders de la compañía. Pero así como es una medicina dulce, tiene un efecto secundario debilitante: puede poner en riesgo tu cultura. Por eso en inglés utilizan el término growing pains, o dolores de crecimiento. 


Ser arbitrarios en la definición de comportamientos que se esperan en una organización es un lujo que nadie se debería dar. Hay que ser intencional. De lo contrario, si tu equipo se desintegra porque en la compañía se exhiben valores con los que no está de acuerdo, porque no se siente identificado o porque no fueron reforzados y divulgados correctamente, quizás no sea demasiado tarde para revertirlo, pero sí muy difícil. 


No puedo ser más enfática en la importancia de la cultura organizacional. Es por esto, y porque también me siento orgullosa de la cultura de nuestro Truniverse, que quise ofrecer esta descripción de nuestro valores. Mi lógica es la siguiente: 


  1. Si tenemos claros nuestros valores, podremos exhibirlos correctamente.
  2. Si alguien está interesado en unirse a nuestro equipo, tendrá una expectativa clara de cómo trabajamos y no se llevará sorpresas.
  3. Por los puntos 1 y 2, seremos astruonautas más felices y comprometidos con nuestra compañía.


Ven cómo siempre hablo de “nosotros”? Es porque siento que hago parte de algo más grande que yo, donde el trabajo en equipo está por encima del trabajo individual. Lo hago tanto que ya no me doy cuenta y deseo que todos ustedes leyendo esta publicación, sientan lo especial que es ser parte de un equipo tan cálido, enérgico y maravilloso. 


Si te llama la atención conocer más acerca de nuestra cultura o ser el próximo astruonauta, haz click aquí.