Uno de los valores más importante de nuestra cultura es la confianza. Por eso, no es importante el lugar que escojamos para trabajar, lo que importa es nuestro compromiso con mostrar resultados. 


Creemos que esta flexibilidad es una de las buenas prácticas de Truora, una que quisimos formalizar. Por eso, le pedimos a nuestro equipo que compartieran sus experiencias de trabajar lejos de la oficina.


De sus respuestas, surgió los que llamamos "el manifiesto del trabajo remoto en Truora” y pensamos que sería muy valioso compartirlo con el mundo. 


Aquí se los presentamos:


El manifiesto del trabajo remoto en Truora


  1. Ser responsables con nuestro uso del tiempo
  2. Separar el trabajo de lo personal
  3. Estar atentos a los canales de comunicación
  4. Hacer uso de la cámara en todas las llamadas
  5. Mantener el calendario actualizado
  6. Evitar distracciones que puedan interrumpir nuestro trabajo
  7. Respetar el horario de los demás
  8. Ser comprometidos, responsables y disciplinados
  9. Ser directo en nuestras comunicacones
  10. Usar la flexibilidad del trabajo remoto para nuestro bienestar


A continuación, les compartimos el detalle de cada una de estas reglas: 


Primero - Manejo del tiempo

Es nuestro deber ser responsables con nuestro uso del tiempo. Para esto, debemos establecer metas diarias y horarios. Nuestro uso del tiempo debe estar orientado a resultados, y no a cumplir un horario.  


Segundo - Trabajo versus placer

Debemos separar el trabajo de lo personal. De esta manera, se cumplirán las metas establecidas sin distracciones. Adicionalmente, es importante separar el ambiente de trabajo del descanso. Es recomendable salir de la casa, pero no obligatorio. También se puede crear un espacio de trabajo en casa o visitar espacios de coworking. De esta forma, se puede tener un lugar dedicado únicamente a trabajar. 


Tercero - Atención a los canales de comunicación

Es importante estar atentos a lo que sucede en la compañía. Es posible que alguien requiera nuestra ayuda de forma urgente o necesite que nos involucremos en sus tareas. Para esto utilizaremos herramientas como Jira, Telegram y Zoom, que permiten que el flujo de información no se vea interrumpido por nuestra ubicación.


Cuarto - Uso de la cámara

Para mostrar respeto en nuestras reuniones virtuales y estar atentos a las conversaciones, utilizaremos siempre la cámara, salvo cuando nuestro contexto no lo permita. En tales casos, debemos avisar. La cámara también es importante para reconocer a los demás miembros de nuestro equipo. Ponerle cara a los nombres hace mucha diferencia.


Quinto - Actualización del calendario

Es importante mantener actualizado nuestro horario. De esta manera, nuestro equipo podrá saber nuestra disponibilidad de tiempo para reuniones y para entregar trabajo. Si no estamos disponibles, nuestro horario lo debería reflejar. Así evitamos ser contactados cuando estamos ocupado en otras cosas. 


Sexto - Evitar distracciones

Hay muchas distracciones que pueden interrumpir nuestro trabajo. Para ser productivos, lo mejor es evitarlas. Familia, amigos, mascotas, televisión. Cada uno de nosotros debe poner límites y evitar todo aquello que nos impida alcanzar nuestros objetivos diarios. 


Séptimo - Respetar el horario de los demás

Debemos respetar los horarios de los demás miembros del equipo. Si algo es urgente, debemos ser claros. Si no lo es, cada quien debe priorizar sus propias tareas. Evitemos interrumpir el horario personal de los demás, como el tiempo en familia y las horas de almuerzo. 


Octavo - Compromiso, Responsabilidad y Disciplina

El trabajo remoto tiene tres componentes esenciales para que funcione. El primero, que estemos comprometidos a cumplir nuestras tareas. El segundo, que nos hagamos responsable del trabajo que presentamos. El tercero, la disciplina que se necesita para trabajar sin supervisión constante.


Noveno - Ser directo en mis comunicaciones

El trabajo remoto implica tener una comunicación directa que no deje espacio a las interpretaciones. No podemos asumir que las personas tienen información que para nosotros es obvia, por eso nos comprometemos a ser muy claros en todo lo que decimos y no nos incomoda que nos hagan preguntas directamente relacionadas con nuestro trabajo.


Décimo - Flexibilidad para nuestro bienestar

Trabajar remoto nos da mucha flexibilidad, usémosla para nuestro bienestar y hacer mejor nuestro trabajo. Encontremos espacio para dormir bien, hacer ejercicio, pasar más tiempo con nuestros seres queridos y todo aquello que nos haga más felices y productivos.


De nosotros depende que el trabajo sea un placer y que no se sienta una obligación. Si aplicamos estos mandamientos, tendremos mayor control sobre nuestra vida y nuestros resultados. Y lo mejor:  seremos un mejor equipo.