Las soft skills, o habilidades blandas, son las más difíciles de desarrollar. De hecho, pueden hacer que te destaques en tu equipo tanto por poseerlas como por carecer de ellas. 

La mayoría de las veces no son un don con el que naciste, sino habilidades que puedes aprender y perfeccionar. 

Esta vez te mostraré dos habilidades blandas que son lo suficientemente duras para marcar la diferencia entre una persona sobresaliente y una mediocre.

Comunicación directa 

La comunicación es clave. Si no eres capaz de decir las cosas de manera que las demás personas puedan entenderte en su totalidad, algo estás haciendo mal.

Tu mensaje debe ser claro, transparente y directo. Una fórmula comúnmente utilizada para lograr una comunicación efectiva es construir los mensajes siguiendo la siguiente estructura:

Contexto + Problema + Petición/Pregunta

No digas

Hola, ¿cómo estás?  Y ya 

Mejor dí

Hola, ¿cómo estás? Estoy trabajando en x, y me surgió una duda con y, ¿Puedes ayudarme?

No necesitas entablar una conversación completa sobre la vida de una persona para preguntar algo, es una pérdida de tiempo para las dos partes. Sáltate una intro innecesaria, ve al grano y eso no significa que te vas a ver como una persona grosera; las personas agradecerán si le das a su tiempo el valor que se merece.

También puedes leer: Yo trabajo donde crezco - ¿Qué es el growth mindset?
Dar feedback o retroalimentación directa

Cuando le estás dando feedback a alguien, hazlo de manera que entienda completamente el mensaje. Si le estas restando importancia a sus errores solo por no hacerlos sentir mal, no los estás ayudando a mejorar. 

Recuerda que las verdades sin empatía solo son crueldades. Para dar un feedback claro con la intención de que la otra persona mejore sus prácticas y crezca como profesional, procura no restarle importancia a los aspectos que debería cambiar. Sé honesto y asertivo, no ganarás nada si la otra persona sólo se desanima y no le das a entender en dónde están los puntos de mejora.

No digas

Tal vez no debiste hacerlo de esa manera. 

Mejor dí

Una mejor forma de hacerlo es x, así como lo hiciste podría causar z, ten cuidado.

También puedes leer: Las 10 lecciones para liderar en tiempos difíciles
Perseverancia y excelencia 

Si vas a hacer algo, hazlo bien, aparecerán obstáculos, problemas y preguntas, pero tienes que ser lo suficientemente perseverante para superarlos y usarlos como herramienta para construir una escalera que te lleve a cumplir tu meta.

Cuando te apartas una tarea por el simple hecho de no saber cómo solucionarla, estás perdiendo la oportunidad de aprender algo nuevo, una habilidad que te podrá ser útil en un futuro y que puede complementar tu skill set  actual a un ritmo exponencial.

Las personas más exitosas se caracterizan por ser buenos aprendices. el tiempo que inviertes buscando la solución para un problema puede ser tiempo que te ahorrarás en un futuro. No puedes huir de esas tareas toda tu vida. 

Esas habilidades blandas son algunos de los valores de nuestra cultura en Truora. No caben en algún perfil profesional, todo nuestro equipo puede desarrollar y hacer de ellos y de los otros la mejor versión de sí mismos.